Innovación y creatividad para cambiar tu entorno

Escrita por Irene Martin Fernandez el 03-04-2016

La capacidad de cambiar lo que nos rodea y dar soluciones a los problemas que nos surgen, es algo que todos tenemos y podemos trabajar. En la VI edición de iRedes la Fundación Telefónica ha ofrecido un taller en el que el dinamismo, la cooperación y la participación han sido fundamentales.

taller thinkBig

Taller Think Big / Foto: Diego Zarzuelo

Cambia tu entorno: Design Think Big, es un taller que busca un cambio social, dando las herramientas necesarias y potenciando las habilidades de los jóvenes para encontrar problemas sociales en su entorno y encontrar soluciones con proyectos propios e innovadores. Todas las ideas son buenas, unas alimentan a otras y por tanto enriquecen el proyecto final, el trabajo en equipo y colaborativo es fundamental, el objetivo es potenciar el emprendimiento de los jóvenes.

Con mesas para pintar, folios, rotuladores y diversos materiales para hacer manualidades comenzamos un taller diferente, al que la mayoría entramos sin mucha idea de lo que nos íbamos a encontrar pero del que salimos con energías renovadas y miles de ideas en nuestra cabeza. Laura Castela se ha encargado de dirigir este taller, rompiendo con todas las expectativas, nos ha introducido en la idea del taller, nos ha motivado y ayudado desde el primero minuto, desterrando la idea de talleres en los que un instructor expone unas pautas de trabajo y no hay retroalimentación.

taller ThinkBig

Taller Think Big / Foto: Diego Zarzuelo

Think Big es una metodología diferente de trabajo, donde las dudas y miedos quedan fueran, ayudando a los jóvenes a potenciar sus capacidades de emprendimiento, cuya máxima es “aprender haciendo”. En el taller se desarrollaron cuatro contenidos de la metodología Think Big:

  • Brainstorming (lluvia de ideas) para detección de un problema del entorno
  • Búsqueda de la solución
  • Prototipo/planificación de la idea
  • Comunicarla con creatividad

 

Después de una lluvia de ideas de todos los participantes, se detectaron dos problemas sociales diferentes que destacaban sobre otros, tras esto por grupos de seis personas seleccionamos uno de los problemas y comenzamos a exponer posibles soluciones. De todas ellas seleccionamos una y creamos un prototipo para exponer nuestra solución en un hipotético elevator pitch, la exposición del proyecto a un posible inversor en dos minutos.

Un taller diferente, donde la cooperación y la creatividad han sido fundamentales para aprender y disfrutar, donde pese a no salir con un millón de euros debajo del brazo para emprender un nuevo proyecto, sí que hemos aprendido a expresar nuevas ideas propias, además de aportar otras visiones a las ideas de otros, pues todas las ideas son buenas y en palabras de Laura Castela “todo el mundo tiene la capacidad y el talento de pensar diferente”.

Comments are closed.



PrestaShop themes