La divulgación de la ciencia en las redes sociales

Escrita por Diego Zarzuelo el 04-17-2015

La divulgación científica a través de redes sociales está casi a la orden del día. Bien lo sabían los invitados de la mesa redonda:

Marta Borruel, jefa de gabinete del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra. Periodista. Especialista en comunicación corporativa e institucional.

Clara Grima, catedrática del Departamento de Matemática Aplicada I de la Universidad de Sevilla.

Fernando Fernández, director TIC y responsable de contenidos online de la Sociedad Española de Cardiología.

Antonio Martínez Ron, editor de ciencia en Vozpópuli.com y creador de Fogonazos y Naukas, colabora con Órbita Laika(TVE), Yahoo!, Eldiario.es, Quo y Te doy mi palabra de Onda Cero.

En la mesa se trataron varios temas de importancia y se planteaban dudas sobre cómo se debe divulgar la ciencia en las redes sociales.

El primer punto a tratar fue el peligro que supone la pseudociencia. Los invitados recordaban el movimiento que hubo con el hashtag #nosinevidencia para intentar frenar el avance de pseudociencias en las redes, puesto que estas tienden a expandirse muy rápido.

Las malas prácticas son otro de los grandes peligros. Información errónea, falseada o que induce a error como las gráficas de la EPA o los resultados de las elecciones, tal como contaba Clara Grima. Malas prácticas o simplemente engaños como el de las pulseras del bienestar, de los que habla Antonio Martínez Ron en su sección, Alerta Magufo.

Pero, además de muchos peligros y cosas malas, la divulgación científica en las redes tiene un lado positivo. Como decía Fernando Fernández: “lo importante es dar a los profesionales un espacio de debate”. Las redes suponen para los científicos un espacio donde poder intercambiar opiniones sobre ciertos temas, informarse sobre otros y entre todos crear acceso al conocimiento científico.

La importancia de la ciencia en las redes radica en el feedback. “El salto de calidad se da cuando aparece la interacción” decía Fernando Fernández. Y es ese el gran reto de la ciencia, adaptarse a una nueva forma de divulgación, en la que la gente que te lee, comenta, comparte e incluso corrige tus fallos.

También se habló de cómo es tener un blog donde escribir con frecuencia y para un público determinado. Para ello, los invitados nos dejaron las claves para llevar un blog

  • Disfrutar de ello
  • Información divertida pero con el rigor
  • Honestidad
  • Evitar el postureo

 

Para finalizar, Antonio Martínez nos dejó dos citas que resumen la mesa redonda

 

“La relación con el lector ha cambiado, hay que estar dispuesto a escuchar y a rectificar”

“Si se comunicase más, se arraigaría la idea de que la ciencia sirve para mejorar la vida”

Comments are closed.



PrestaShop themes